fbpx
 

Escaleras de piscinas para personas mayores

Escaleras de piscinas para personas mayores

La accesibilidad para personas mayores es algo muy importante a tener en cuenta en nuestra sociedad. Son muchos los accidentes que se producen cada año por no contar con los elementos adecuados. En ocasiones, las piscinas no están habilitadas para la entrada y salidas de personas mayores, lo que provoca que muchos no puedan disfrutar de un baño cuando llega la temporada de calor o poder practicar alguna terapia acuática.

En este caso, pueden surgir varias opciones, ya que existen distintos elementos para hacer piscinas accesibles, pero lo más acertado y que, a la larga van a usar más usuarios de avanzada edad, son los elevadores acuáticos. Las escaleras de piscinas para personas mayores pueden ser útiles para algunos usuarios, pero muchos otros se van a ver mermados y seguirán sin poder entrar a la piscina, ya que les resultará más costoso. Por ello, pasaremos a ver las diferencias entre las escaleras y los ascensores acuáticos, haciendo hincapié en las ventajas con las que cuentan los segundos.

¿Por qué elegir elevadores acuáticos y no las escaleras de piscinas para personas mayores?

Cuando hablamos de escaleras de piscinas para personas mayores, también podemos englobar a las rampas o elementos similares, que como muchas personas han comprobado que no se adaptan a las necesidades de todos, por lo que no son elementos accesibles universales, sino que solo ayudan a una parte.

Por su parte, los ascensores acuáticos están diseñados para hacer más accesible el uso de la piscina a todos los usuarios, independientemente de su limitación física, incluidas personas mayores con menor movilidad. Es un sistema seguro, ya que el desplazamiento hacia el vaso de la piscina se hace sentado. Gracias a este movimiento se elimina el riesgo de resbalones o caídas que pueden acarrear graves consecuencias para los usuarios.

No hay riesgo de corriente eléctrica, ya que los modelos hidráulicos no van conectados y en los modelos de batería, las mismas están aisladas evitando cualquier peligro de descarga. Por otro lado, no necesita obras. Por tanto, se puede instalar incluso en temporada de baño, ya que su instalación es rápida. Estos modelos de batería se pueden guardar cuando no se estén utilizando y se pueden colocar en cualquier parte de la piscina, por lo que en el tiempo que no se use, ocupa incluso menos espacio que las escaleras de piscinas para personas mayores.

Escaleras de piscinas para personas mayores

¿Por qué elegir METALU?

Además, si ya nos centramos en METALU, el mantenimiento de los ascensores acuáticos es bajo y tienen una larga durabilidad. Se ofrecen cinco años de garantía en todo el repuesto de los ascensores. Otro dato a tener en cuenta es que pueden ser utilizados sin necesidad de ayuda de otras personas (aunque dependerá del grado de movilidad del usuario) pero es mucho más accesible que una rampa o unas escaleras. El usuario casi siempre será autónomo a la hora de moverse, que es algo muy importante no solo por utilidad sino el efecto de libertad que provoca en la psicología de la persona.

Ventajas de un ascensor acuático frente a escaleras de piscinas para personas mayores

Escaleras de piscinas para personas mayores ABUELO PK 2
    • Mayor accesibilidad que otros sistemas como las rampas o las escaleras piscinas para personas mayores.
    • Sistemas seguros.
    • No es necesaria ninguna obra y la instalación se puede realizar con la piscina llena.
    • El mantenimiento es mínimo.
    • Variedad de opciones, contando con hidráulicos o de batería.
    • Posibilidad de elevador a medida para piscinas especiales.
    • Puede hacer uso autónomo el usuario.
    • Preparado para cualquier persona en cualquier situación.

Mayor uso que las escaleras de piscinas para personas mayores

Tal y como se ha desarrollado, los elevadores acuáticos pueden ser usados por cualquier persona en cualquier circunstancia. No hablamos solo ya de personas mayores, sino de cualquier usuario que tenga algún obstáculo añadido a la hora de entrar en una piscina.

Por lo general, a alguien de avanzada edad le va a costar menos darse un baño si entra y sale sentado en una silla, que subiendo o bajando escaleras. Pero también, si es alguien que no puede andar, que tiene problemas en las extremidades o algo similar, un elevador también es la mejor opción, por lo que el abanico de quién lo va a usar es mucho más amplio de lo que se piensa en un principio.

Así que, en definitiva, si se piensa hacer de una piscina algo mejor para la accesibilidad personas mayores, lo mejor es contar con un elevador acuático, para que no solo ellos, sino cualquier otra persona que no pueda hacer uso de él y disfrutar de un baño refrescante en la época de más calor del año.