fbpx
 

Particularidades de los ascensores acuáticos METALU

Particularidades de los ascensores acuáticos METALU

Los ascensores acuáticos METALU son conocidos por muchas personas, ya sea por su versatilidad, seguridad, confianza o, simplemente, por verlos y usarlos cada vez en más piscinas a lo largo de la geografía española y, también, fuera de ella. Pero existen ciertos aspectos y peculiaridades que, quizás, no son tan conocidas.

Por ello, dedicaremos algunas líneas para destacar características más técnicas y que, por lo general, no suelen saber las personas que usan estos ascensores acuáticos para poder acceder al agua y disfrutar de un baño.

Ascensores Acuáticos Hidráulicos

En los ascensores acuáticos hidráulicos son varios los puntos que podemos destacar. Concretamente, de METALU PK y METALU B-2. Dos de los más cotizados en el mercado y que más seguridad aportan a los usuarios.

La fabricación y el acabado del propio elevador cumple lo siguiente:

  • La estructura y accesorios se fabrican en acero inoxidable AISI 316.
  • En la terminación del metal se evitan todo tipo de aristas que puedan causar lesiones en el uso de la silla de piscina.
  • La tortillería empleada no conlleva ningún tipo de riesgo, ya que todo está montado con tornillos de cabeza redonda, lo que no deja posibilidad de que el usuario sufra arañazos o se enganche.
  • En las partes móviles del ascensor acuático se han dejado los espacios suficientes para evitar que sucedan atrapamientos de miembros.
  • El mismo elevador de piscina incluye un cartel de advertencia normalizado, que indica el peso máximo de carga. De esta forma, no se sobrepasa y no surgirán problemas en su uso.
  • Se ha contado con el coeficiente estático, duplicado para el cálculo de la resistencia mecánica y riesgo de vuelco.
  • La velocidad de desplazamientos de los órganos móviles es suave, quedando por debajo de 0.1 m/s y, por tanto, evitando el riesgo de caída.
ascensores acuáticos
ascensores acuáticos

Elevadores acuáticos de batería

Pasando a los ascensores acuáticos de batería también tienen ciertas particularidades que no son tan conocidas y merece la pena comentarlas. Es el caso de METALU 400 y METALU 600, que tienen dos modalidades, con capacidad de hasta 120 kg o hasta 150 kg. En gran parte, estas peculiaridades son bastantes parecidas y, en muchos casos, prácticamente idénticas a los modelos hidráulicos, pero no por ello son menos importantes o no merecen mención.

El fabricado y acabado de estas grúas de piscina cuenta con una estructura y accesorios que son de acero inoxidable 316. Además, para evitar problemas, se evita cualquier arista o trozo puntiagudo en sus terminaciones para que la persona que lo use no sufra daño. El ensamblado de los ascensores acuáticos no arroja tampoco ningún riesgo, ya que los tornillos son también de cabeza redonda, protegiendo al usuario de daños. A lo que se suma que las partes que se mueven haya espacio para que nada pueda quedarse atrapado.

Asimismo, se incluye el cartel de advertencia con el peso máximo, ya sea para el modelo con capacidad de hasta 120 kg o el de hasta 150 kg. Lo importante es la seguridad, independientemente de cómo sea. Estos ascensores acuáticos también han tenido en cuenta el coeficiente estático y la velocidad al desplazarse no supera los 0.1 m/s, por lo que la fiabilidad es máxima. Por último, el elevador está provisto de parada de emergencia en un lugar visible o accesible, por si fuera necesario llegado el caso. Una serie de peculiaridades, tanto de los ascensores acuáticos hidráulicos como de los de batería, que hacen que la experiencia a la hora de entrar al agua sea mucho más cómoda, eficaz, segura y sencilla gracias a METALU.