fbpx
 

Cómo construir una piscina con elevador hidrulico

Cómo construir una piscina con elevador hidrulico

Comienza el año. Nuevamente, muchas ideas pasan por nuestras cabezas para lleva a cabo en estos 365 días. En algunas ocasiones, con la mente ya puesta en que se vaya el frío y llegue el buen tiempo cuanto antes. Muchos tienen la intención desde hace tiempo de poder llevar a cabo su sueño de tener una piscina con elevador hidráulico.

Pero para tener en un terreno, campo o casa, entre otras ubicaciones posibles, una piscina con elevador hidráulico es necesario disponer de una serie de conocimientos necesarios. No cualquiera construye una piscina así porque sí, ya que hay que tener en cuenta varios factores. Desglosamos algunas de estas cuestiones para que a nadie le pille por sorpresa y pueda disfrutar de un baño accesible.

Conocimiento del terreno

Lo primero para disfrutar de una piscina con elevador hidráulico, es saber dónde se quiere colocar y de qué forma. Lo ideal es contar con un profesional que analice el terreno y dé su visto bueno para seguir adelante. Por lo general, debe ser un terreno firme y horizontal. Si tiene algo de desnivel, hay que solucionarlo para poner todas las partes iguales, por lo que es mejor una zona que ya se encuentre nivelada y ahorraremos trabajo.

También importa mucho la ubicación en la que se vaya a colocar la piscina con elevador hidráulico. Por un lado, para que se pueda maniobrar bien a la hora de construirla, tanto para trabajadores como para maquinaria, si es necesario. Por otra parte, para que quien vaya a usar el ascensor acuático pueda llegar bien al punto de transferencia, sin que tenga que sortear obstáculos

Materiales para la piscina con elevador hidráulico

Otros factores importantes a la hora de elegir una piscina con elevador hidráulico son los materiales y las medidas. En cuanto a esta última, el tamaño dependerá del terreno que dispongamos, lo que alterará también la factura final. Por lo general, lo normal y más fácil son unas medidas estándar, pensando en cuántas personas van a disfrutarla.

Con respecto a los materiales, puede haber varias opciones:

  • Acero inoxidable: Es un material resistente para una piscina con elevador hidráulico, no da problemas de fisura normalmente y se adapta de forma sencilla a lugares complicados, por lo que si el terreno es difícil es una buena opción.
  • Hormigón: Ofrece más posibilidades de adaptación al terreno, ya que se puede variar si se necesita. Es más económico que el acero, pero se tarda más.
  • Madera: Este material da la opción de que la piscina esté sobre el suelo, enterrada o medio enterrada. Puede parecer de menos calidad, pero es tan resistente como las anteriores.
  • Poliéster: Suele estar reforzado con fibra de vidrio y son prefabricadas, lo que hace que quizás haya que buscar alguna adaptación para el elevador hidráulico. Posiblemente sea el más barato y se pueden moldear.
  • Otros materiales: Fuera de lo habitual para piscinas con elevador hidráulico encontramos aluminio o lonas de PVC. El primero es liviano y firme, mientras que el segundo es ligero y resistente.

Mantenimiento de la piscina con elevador hidráulico

Una vez construida la piscina con elevador hidráulico y preparada para su uso, hay que tener en cuenta el mantenimiento, para que no se deteriore. Tanto de lo que es la piscina, como el agua, los aledaños y el elevador hidráulico. Hay que limpiar el agua debidamente, usar los productos adecuados, retirar la suciedad que caiga al agua, etc. Una serie de recomendaciones para que no se agrave algún problema y la solución acabe siendo más costosa.

Al igual que el ascensor acuático, el cual requiere una atención para que siempre esté como el primer día. Lo ideal es retirarlo cuando no se vaya a usar si es posible y guardarlo en un lugar seguro.

Tipos de elevadores hidráulicos

A la hora de elegir  una piscina con elevador hidráulico estas son las mejores opciones:

piscina con elevador hidráulico
  • METALU PK: Es el elevador hidráulico de piscina portátil más pequeño y discreto del mercado. Se desmonta y monta en tan solo tres minutos, con la ventaja de que se puede colocar en el momento en que se vaya a usar y guardarlo cuando no se necesite. Además, con un solo elevador, se puede dar servicio a varias piscinas del mismo recinto.
  • METALU B-2: Es el elevador hidráulico de piscina más estable del mercado. La barandilla y sus cinco puntos de apoyo aportan al usuario una máxima sensación de seguridad. Es un elevador fijo – desmontable. Se deja puesto durante toda la temporada de baño y lo pueden quitar para guardarlo cuando no se use.
  • Grúa de piscina METALU Turia: Este peculiar modelo está diseñado para las piscinas estilo alberca y cuenta con giro manual, fabricándose a medida si se solicita.
  • Grúa de piscina METALU Torvisca: Está destinada para piscinas en alto (elevadas) con el anclaje al suelo y muro de la piscina y añade reposapiés, cinturón de seguridad y reposabrazos.